sábado, agosto 27, 2005

De flemas y otras cuestiones

Hace unos días asistí estupefacto a la intervención del Ministro Bono acerca del trágico accidente del helicóptero en Afganistán. Decía la prensa al día siguiente que estuvo, riguroso, preciso y flemático. Sobre lo acertado o no de los dos primeros adjetivos no sabría pronunciarme. No sigo la política nacional con excesivo interés. Pero lo que si puedo asegurarles es que fue todo flema, a cada frase que empezaba parecía que iba a ser capaz de expulsarla, pero o bien su excesiva viscosidad o quizás un férreo anclaje en las profundidades del esófago hacían sus esfuerzos inútiles. Hubo un momento, durante su disertación sobre las "jrestas" de viento, el "enjrestamiento" y "desjrestamiento" que pareció haberse librado por fin de la incómoda flema, incluso bebió un sorbo de agua, pero el "en jomisión permante" de a continuación nos reveló a todos lo inutil de tanto carraspeo.
Bueno no a todos. Mi hijo de 5 años ya había manifestado desde el principio que ese señor no sabía hablar y que era mejor poner los dibujos de Doraemon. No se si llegó a esa conclusión tras sesuda meditación o realmente solo quería poner los dibujos y cualquier excusa le valía. Quizás no había considerado la hipótesis de la flema perniciosa, al fin y al cabo sólo tiene 5 años, o quizás simplemente tenía razón. Consideré esta última alternativa mientras veiamos el capítulo de Doraemon (la dictadura del púber es el azote de nuestro siglo) y me asombró la mala suerte que ha tenido este hombre si damos crédito al supuesto de que no pronuncia bien ciertos fonemas. Presidenete de la Jomunidad Autónoma de Jastilla la Mancha, que alberga ciudades históricas como Juenja, la de las jasas jolgantes y está plagada de jastillos, todos jon sus jolmenas y jalabozos. No quiero ni imaginar si, cuando era presidente autonómico, hubiera tenido que ir a Jarrajosa del Jampo, municipio de Juenja, a entregar en el jonsistorio los premios de Poesia Jastellana "jon diez jañones por banda" y divertirse luego en el jaraoke de la lojalidad jantanto ajello de "tus pechos jantaros de miel" jon el aljalde, el jura y demás notables lojales.
Quizas sea esta una peculiaridad de todos los castellano-manchegos, yo al fin al cabo soy un ignorante, sabrá más un ministro, que para eso lo ponen.
Pero aunque ignorante si hay una cosa de la que estoy completamente seguro y es que nosotros, incluido Pepe Bono, hablamos mejor el español que el que redacta los comunicados de ETA. Hace unso meses esta asociación de ratas de cloaca hizo saber que hasta nuevo aviso no consideraría "objetivo militar" (manda huevos) a los cargos electos políticos. Se dijeron entonces muchas cosas pero no recuerdo a nadie que dijera que, en español, cargo electo, significa una cosa muy concreta. Una persona que es elegida diputado, es diputado electo desde el momento en que es elegida hasta que toma posesión del cargo, pasando a ser entonces diputado a secas. ¿Acaso querían decir los terroristas que no matarían políticos sólo en el breve lapso de tiempo que transcurre entre la elección y la jura del cargo, pero luego si? Afortunadamente no, porque no tienen ni puta idea de español, ni de muchas otras cosas, entre ellas la del valor de una vida humana.
Y es que en este país, o en lo que va quedando, cada vez se habla peor.
Parece que ultimamente lo que llamamos España sólo existe cuando juega la selección o pilota Fernando Alonso, el resto del tiempo parece que es una especie de entelequia. Somos muchos y muy diferentes pero hay algo que nos une a todos y es "lo español", una especie de arquetipo ancestral ibérico. Quizás lo español sea dificil de definir y nunca nos pongamos de acuerdo al respecto. Pero el concepto de lo español, que nos pertenece a todos, sí se puede aprehender aunque no se pueda explicar con palabras. Lean el Celtiberia Show de Luis Carandell y podrán comprobarlo. A veces basta un simple chiste para captarlo:
En unos juegos olímpicos, en la prueba de remo, una parte del público se agrupa en un puente que cruza la ría por la que discurre la competición.
Cuando pasa la primera embarcación por debajo del puente el público grita : ¡Cabrones, hijos de puta! y los remeros acojonados aprietan el ritmo.
Pasa la segunda embarcación y de nuevo grita el público del puente: ¡Cabrones, hijos de puta!
y los remeros aprietan también.
Pasa una tercera embarcación y lo mismo: ¡cabrones, hijos de puta! a lo que contesta el patrón del barco: ¡tu puta madre!. Entonces dicen los del público: ¡Estos son!, ¡España!, ¡España!.
¿Hace falta más?
PD.
Adivinanza cruel:
Sirven porque no sirven porque si sirvieran no servirían.

Comments:
Jreo que es preferible jualjier flema a la atrabilis. Pero me da a mí je lo je nos sobra es jrecísamente bilis negra.
 
Jerdón, jise decir 'jreferible'.
 
http://www.rumbos.net/cancionero/6075_007.htm
 
Muy bueno el post, Arlote, porque está muy bien escrito!!! y porque parece que haces una reflexión sobre un par de asuntos políticos, pero en realidad estás reflexionando sobre la lengua: hablas sobre fonética, sobre la necesidad de hablar con propiedad y sobre el gracejo de los registros más coloquiales.
 
Perdon por la ausencia, hemos tenido una urgencia médica que felizmente ha quedado en un susto. Desde luego hay que ser intrépido para ponerse malo en Madrid, en agosto y en sábado. Cada día estoy más de acuerdo con esta reflexión de Jardiel Poncela: "la medicina es el arte de acompañar a la tumba con palabras griegas" y eso que yo trabajo en el ramo.
Edu,¡jojones! juanta razón tienes.
Ana no tengo palabras.
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?